Otra afrenta a padres de ABC

(Madres en protesta afuera de la comandancia de policía)

Por Lourdes Encinas Moreno

@lojesa

En las primeras movilizaciones y protestas tras el incendio de la Guardería ABC en Hermosillo,  hubo quienes incitaron a los padres a agredir a los dueños de la estancia, a ir a sus casas, a atacarlos. Los padres fueron prudentes.

Se los han encontrado en los juzgados, les han gritado,  pero nunca han llegado a más.

Con Eduardo Bours, Guillermo Padrés, Felipe Calderón, Juan Molinar, Daniel Karam y demás autoridades involucradas, han sido duros pero sin llegar a las agresiones físicas.

Sus manifestaciones siempre han sido pacíficas, lo más que les pueden reprochar es un rayar las puertas de la Procuraduría General de Justicia del Estado, una vez lanzaron huevos, pero sin llegar a dañar a nadie y ni siquiera por todos los papás, más bien por los apuntados.

Este viernes, el padre y la madre de una niña fallecida en el incendio fueron detenidos por policías municipales, con violencia y eso quedó documentado en videos, por grafitear con leyendas pidiendo justicia en una plaza local.

Desde hace tres años hay en un espacio de la Plaza Zaragoza, frente a Palacio de Gobierno y el Ayuntamiento,  con 49 crucecitas, una cruz grande y una lona que va cambiando de leyendas, recientemente se invitaba a la marcha por el tercer aniversario de la tragedia.

El Ayuntamiento estaba remodelando la plaza para las Fiestas del Pitic, aunque no se ocupaba ningún arreglo, y en principio quisieron quitar las cruces para los trabajos, los padres se opusieron y las autoridades decidieron no moverlas.

Coincidentemente con el inicio de las fiestas, decidieron quitar la lona y la cruz grande, llegaron a un acuerdo con los papás para regresarla el jueves, no lo hicieron y éstos se molestaron.

Al medio día del viernes se reunieron con un funcionario municipal en el lugar, a quien le dijeron que si no regresaban la lona y la cruz pintarían la leyenda y la invitación la marcha con aerosol en el piso adoquinado que rodea las cruces. Esto ante medios de comunicación presentes.

El compromiso se incumplió y los padres procedieron, en cuanto los medios se fueron se apersonaron policías municipales a hacer la detención, pero sólo de uno de los padres, Moisés Madrid, al darse cuenta su esposa, Ruth Nahomi, trató de impedirlo y también fue arrestada. Otra de las madres, Patricia Duarte también trató de intervenir y fue jaloneada por unos agentes.

Con lo que quizá no contaban las autoridades es que en esa zona siempre hay reporteros, quienes de inmediato se avocaron a la cobertura, así como los propios papás del Movimiento 5 de Junio quienes grabaron las escenas con sus smartphones.

Se dio cuenta de esto en redes sociales y de inmediato vinieron las reacciones, en su gran mayoría a favor de los padres, desde ciudadanos hasta figuras públicas. Hubo, sin embargo, quienes consideran, no sin razón, que a pesar de su tragedia los padres de ABC no están exentos de la ley.

El Ayuntamiento en sus cuentas de Twitter y Facebook informó de la detención, cosa que no suele hacer, de dos personas que faltaron a la ley grafiteando en la plaza y adjuntaba una fotografía. Jamás pusieron el contexto ni de quienes se trataba.

Después de una concentración en la comandancia, a donde llegaron padres del M5J, ciudadanos y medios de comunicación y de que la prudencia privó en alguien, se liberó a los señores detenidos con el clásico “usted disculpe”. Los padres se trasladaron a seguir su protesta en la plaza, donde ya las pintas habían sido borradas y pusieron a policías a cuidar el lugar.

Sí, policías para cuidar que no vuelvan a rayar en la plaza y otros cuidando el tubo (esa es otra historia), mientras en la mañana ejecutaron a un abogado en la ciudad y no hay ningún detenido y así varios ejemplos

Por eso inicio ese texto recordando la prudencia que han demostrado estos padres. Será todo lo vandálico que quieran pintar justicia en una plaza pública, pero no se compara con lo que les hicieron y lo que ellos pudieron haber hecho en venganza. Estos señores no son delincuentes, podrán equivocarse en sus formas, pero no con la intención de causar un perjuicio.

En lo personal no considero vandalismo  un reclamo de justicia. No se daño a nada ni nadie. Y, como tuiteó @eltiocesar “Me cagan los grafitis, pero ¿no bastaba con una multa y que despintara? ¿para qué la pinche violencia?”.

Es una situación muy especial la que rodea este caso  y alguien demostró una gran imprudencia e insensibilidad al ordenar la detención que, si no fueron directamente ellos, le pasa factura al alcalde Javier Gándara y al gobernador Guillermo Padrés. Y si lo hicieron intencionalmente para distraernos de algo o tratar de inducir ciertas conductas, pues parece que no midieron los riesgos.

Lo que pareciera increíble y me parece indignante es que dos padres, dos víctimas, hayan pisado la cárcel derivado de un acto exigiendo justicia, en el que no lastimaron a nadie,   y los responsables de la muerte de 49 niños y más de 70 heridos anden por ahí libremente.

Les dejo una galería de fotos de De La Luz SI y el video del momento de las detenciones, que tomó el señor José Francisco García, padre del M5J.