Chapulines electorales


Lourdes Encinas Moreno

La ley electoral es muy clara en cuanto a las fechas permitidas para realizar precampañas y campañas, sin embargo, estando los comicios del 2012 a la vuelta de la esquina, la fiebre por candidaturas ya afloró.

Es así que la ciudad está plagada de pendones, anuncios en bardas, promociones disfrazadas en medios y redes sociales y, claro, las fundaciones de ocasión.

 Y todavía se les hace una gracia y hasta presumen quién logró la mejor forma de burlar la legislación electoral.

Los jóvenes de Acción Nacional que aún no quitan sus pendones de la competencia interna, solapados por la dirigencia estatal; el susbecretario de Gobierno, Luis fernando Rodríguez que en 2009 tenía su fundación y ahora promociona el reciclaje en bardas: la fundación López Caballero que ni se le ocurra pensar que es para promicionar al Secretario de Hacienda o la de Ernesto Gándara en busca de la candidatura al Senado.

También están los legisladores que tienen fundación, como Ernesto de Lucas, o que recurren a consultas populares como Samuel Moreno.

 En fin, la lista es larga y al paso de las semanas se le agregarán más suspirantes.

 ¿Y la autoridad? Bueno, en el Consejo Estatal Electoral están más preocupados por resolver sus enormes problemas internos, además que siempre ha sido un árbitro a medias pues tiene que esperar una denuncia para intervenir.

 Hay quienes consideran que se deberían de eliminar las prohibiciones, pues no se cumplen ni se hacen cumplir.

 Y ahí está el quid del asunto ¿qué puede esperar el ciudadano de gente que llego a sus puestos habiéndole sacado la vuelta a la ley, haciendo trampa? ¿Y quién se salva, el último que empiece a promocionarse a destiempo será el menos tramposo?

 Lo que los políticos siguen sin entender es que la gente se cansa cada vez más de sus trampas y de que descuiden y/o utilicen sus puestos actuales en sus promociones electorales

En suma, los chapulines andan sueltos y para frenarlos está la boleta electoral.