Habrá castigo a corruptos

1CPAWORDCLOUD

Primer discurso de Claudia Pavlovich Arellano como gobernadora de Sonora,

13 de septiembre de 2015.

Sonorenses:

Por primera vez en la vida política, económica y social de Sonora, en manos de una mujer ha recaído la alta y honrosa responsabilidad de dirigir los destinos del Estado.

Así lo han decidido ustedes con su voto…..Esto sí es hacer historia.

¡Gracias sonorenses!… ¡Ya tenemos Gobernadora!

A su confianza habré de responder con total entrega, consciente que la, transparencia, austeridad, eficiencia, integridad, decencia, respeto, liderazgo, solidaridad, seguridad, crecimiento económico y justicia.

Seré la primera mujer Gobernadora para responder a la confianza de cada padre y de cada madre que todos los días se levantan muy temprano a trabajar para llevarle el sustento a sus hijos.

Estoy aquí para ganarme la confianza de los sonorenses que no la han pasado bien; pero no pierden la fe en un futuro mejor para sus familias.

Estoy aquí, como mujer y como madre de familia, para servir primero y antes que nadie, a quienes viven en la pobreza, ignorados por la ceguera de la ambición y el abuso de poder.

Se los dije como Candidata; se los reafirmo ahora como su Gobernadora: Yo no los voy a abandonar; yo no les voy a fallar.

Hoy damos el primero de muchos pasos hacia adelante, de un largo camino que habremos de recorrer juntos.

Sentiremos en el trayecto, como lo sentimos hoy, la imparable fuerza del cambio que impulsará la reconstrucción de las instituciones que están para servir a los sonorenses, y nunca más para servir a los funcionarios en turno.

Impulsados por la imparable fuerza del cambio, dejaremos atrás los escándalos que hoy son noticia nacional, para construir una nueva historia de grandeza para Sonora.

Tengo la firme convicción de hacer del nuestro, un gobierno que trabaje mano a mano con la sociedad civil organizada.

Que trabaje mano a mano con los hombres y mujeres  de palabra y corazón; con los jóvenes innovadores quienes hoy más que nunca vienen con todo a conquistar el mundo que hemos construido para ellos.

Tengo la firme convicción de hacer un gobierno unido, que asuma el compromiso para que la riqueza de Sonora y de los sonorenses, prevalezca más allá de la gestión de la que ahora soy responsable.

Los invito a escribir juntos la historia que queremos dejarle a México.

Sumemos sueños para edificar realidades; sumemos corazones para edificar la sociedad que merecemos.

Sumemos a todos talentos para que este proyecto rinda frutos.

Trabajemos en equipo; hagámoslo desde cada municipio, desde cada ciudad, desde cada comunidad; desde cada rincón sonorense.

Trabajemos unidos para transformar….porque Unidos Logramos Más.

En campaña vi miles de rostros de esperanza en un verdadero cambio.

Lo que ahora veo son rostros de determinación para caminar hacia delante, unidos y con fuerza, sin un pasado reciente que nos defina, ni que nos atormente.

Pero tampoco vamos a olvidar lo que le hicieron a Sonora. Porque el olvido, también es caldo de cultivo para la corrupción, la impunidad y la injustica.

Las mujeres tenemos buena memoria y muchas veces nuestra memoria define quienes somos.

Como la primera mujer Gobernadora de Sonora, no olvido que he llegado hasta aquí, inspirada por la lucha que muchas mujeres han dado a favor de la equidad de género.

He llegado a la cima de esta montaña, caminando por la brecha que abrieron las mujeres que me antecedieron y que ahora hace posible continuar esta lucha desde una mejor trinchera.

Esta lucha me viene de cuna; crecí con ella, guiada por el ejemplo y la fortaleza de mi madre quien actuó siempre de acuerdo a sus convicciones y rompió moldes para ser la primera mujer sonorense Senadora de la República y la primer mujer en ocupar la Presidencia Municipal de Hermosillo.

En casa también recibí el ejemplo de mi padre, quién además de enseñarme el significado del esfuerzo, advirtió que esta lucha por la igualdad requería de comprensión, de dejar ser, a veces de dejar pasar,  y de un mucho de paciencia.

Y el destino me puso por delante a mi esposo Sergio, mi compañero en el camino, y la vida nos regaló a tres preciosas hijas, que son mis amores, mi razón de ser y por quienes tiene sentido este sacrificio.

Por ellas y para ellas continuaré con legado de mi madre, para que ellas y todas las niñas y jóvenes sonorenses, puedan disfrutar con mayor plenitud los frutos de esta permanente lucha por la igualdad.

Porque en el Sonora que a partir de hoy retoma el rumbo y la dirección perdidas, todos tienen derecho a cumplir con sus anhelos y aspiraciones

Un sueño solo puede triunfar, cuando se le da la oportunidad de hacerlo realidad.

Y para que en Sonora, los sueños de todos tengan la misma oportunidad, lo primero que vamos a hacer, será dejar atrás los enconos, los enfrentamientos y las divisiones que tanto nos lastimaron.

¡No más sonorenses del norte; no más sonorenses  del sur! Sonorenses todos…..unidos todos; luchando juntos

¡No más disputas por los recursos que son de todos y para todos!

Agua para unir….agua para crecer….no para dividir.

¡Se acabó el divide y vencerás!…..A  partir de hoy, la unión hace la fuerza.

A  partir de hoy, se gobierna con todos y para todos.

A partir de hoy, la pluralidad es fortaleza que enriquece la vida democrática.

Porque en una democracia, cada hombre, cada mujer y cada joven, tienen derecho a escoger y gobernar su propia existencia.

Ofrezco dialogo ofrezco respeto a todas las fuerzas políticas; dialogo y respeto a los medios de comunicación y a las organizaciones sociales.

Ofrezco absoluto respeto a la independencia de poderes y a la autonomía municipal.

Sonora será un mejor Estado para todos, si cada día se fortalece por la suma, y no por la división de los sonorenses.

Se los digo por convicción personal y sin asomo de duda…unidos vamos a lograr más, mucho más, que si cada quien jala para su lado.

Siempre, siempre he dicho las cosas como son, los sonorenses no nos andamos con medias tintas; nos decimos las cosas de frente, dando la cara y viéndonos a los ojos.

Así que de frente les digo: la realidad del gobierno que estamos recibiendo es desastrosa.

Es impresionante la ruina económica, pero más impresionante aún, la ruina moral que nos heredan.

Es algo que nos debe asustar, pero también, que nos debe unir para juntos encontrar la solución de fondo.

Pero lo más grave de todo, es la deformación de cierto sector de la sociedad que sabía lo que estaba pasando, convivía con ello y permitía que siguiera sucediendo.

Si piensan que lo económico es lo que más me preocupa, desde ahora les digo que esa, es la menor de mis preocupaciones.

Lo moral es el fondo del asunto; lo moral es lo más preocupante.

El nivel de corrupción fue terrible; algo nunca visto en Sonora. Estuvo presente en todos los niveles.

Esa es la realidad, y esa es la razón por la que nos esperan meses muy difíciles.

Pero esto tiene remedio. Tiene remedio si dejamos de ser condescendientes con la corrupción.

Así lo exigen los sonorenses.

Nosotros seguiremos revisando  profunda y exhaustivamente la situación en la que se encuentra el Estado en materia económica, política y social.  Situación que ustedes conocerán a plenitud y de la cual serán oportunamente  informados y a detalle.

Tengo muy claro lo que tengo que hacer, tengo muy claro las prioridades sobre las que tengo que trabajar.

Pronto presentaré los planes más completos y ambiciosos para atender debidamente estas prioridades.

Les pido un poco de tiempo para hacerlo. Les repito, tengo muy claro lo que hay que hacer, pero aún no sabemos a ciencia cierta lo que vamos a recibir.

Atrás quedaron los escándalos de corrupción, de enriquecimiento ilícito, desvergonzado y cínico.

Atrás quedó el gobierno que tenía los hospitales en las peores condiciones imaginables y que no se tentó el corazón para atentar contra la salud de los sonorenses.

Atrás quedó el gobierno que se quedó con el dinero de las escuelas de nuestros hijos; que se quedó con el dinero de las medicinas, del transporte y que desapareció el fondo de pensiones de nuestros padres y de nuestros abuelos.

Hoy despertamos de ese mal sueño para dejar atrás la opacidad, la corrupción, la desconfianza, la incapacidad y la ineficiencia a la hora de gobernar.

Hoy despertamos de ese mal sueño para dejar atrás la impunidad y abrirle paso al Estado de Derecho.

Sonora, Sonora no volverá a ser tierra fértil para quienes usaron el dinero público para amasar cuantiosas fortunas.

Sonora no volverá a ser tierra fértil para quienes abusaron de la confianza de los sonorenses y en lugar de servir, se sirvieron con la cuchara grande.

Si alguien piensa que podrá disfrutar lo que indebidamente se llevó; que lo piense dos veces.

Si soy su Gobernadora, es porque fui electa para tomar las decisiones que la ciudadanía quiere que se tomen.

Y como su Gobernadora les digo con absoluta firmeza: Nadie, absolutamente nadie se va a salir con la suya.

Quien fue corrupto, no va a estar tranquilo hasta que pague la consecuencia de sus actos.

Así lo exigen los sonorenses y así lo exigirá el gobierno que encabezo.

Y que quede claro. En este gobierno no hay amigos, ni mucho menos cómplices. Aquí hay un equipo de trabajo.

Un equipo de trabajo que tendrá que responder a las circunstancias políticas, económicas y sociales que hoy prevalecen en el Estado y que de ellos demanda profesionalismo y vocación de servicio.

De ellos demanda honestidad, austeridad, transparencia, capacidad, credibilidad, congruencia, eficacia y eficiencia a la hora de gobernar.

Y como el buen juez por su casa empieza, tal y como yo lo hice, le pido a todo mi gabinete que presente su declaración tres de tres: la Patrimonial, la de Conflicto de Intereses y la Fiscal.

Sobre advertencia no hay engaño: en mi gobierno, la falta de honestidad será inaceptable.

Quien en este gobierno falte a la confianza de los sonorenses, tenga la seguridad de que habrá de responder y dar la cara por su comportamiento.

Para que la cuña apriete, debe ser del mismo palo. La Gobernadora  Claudia Pavlovich será la primera en llamarlos a rendir cuentas.

Les voy a dar la frase más trilladas a la que recurren muchos políticos: “En mi gobierno: cero impunidad y cero tolerancia a la corrupción de los funcionarios públicos.”

Pero así no se va a quedar, en una frase… instruyo a mi gabinete especializado en la materia, a que a partir de este momento instalen una mesa de trabajo y, en menos de dos semanas, me presenten la propuesta para la creación de la Fiscalía Especial Anticorrupción.

Esta Fiscalía deberá contar con absoluta autonomía operativa y presupuestal, a grado tal que tendrá sus propios auditores, sus propios abogados y  sus propios investigadores.

Su función será la de atender única y exclusivamente los delitos cometidos por actos de corrupción.

Nada ni nadie quedará en la impunidad.

Ni los de ayer, ni quienes en mi gobierno sean sorprendidos en conductas ilícitas.

Esta es una promesa que hice con ustedes en campaña y que voy a cumplir en mi gobierno.

Siempre he manejado la premisa de que en un gobierno honesto, en un gobierno ordenado eficaz se tendrán recursos que alcancen para mucho más.

Los tiempos que enfrentamos, no son para quejarnos del viento, sino para ajustar las velas y llevar a Sonora hacia puerto seguro.

Además, no todo son malas noticias.

Desde que ustedes me otorgaron su confianza, he llevado a cabo gestiones para garantizar que el gobierno no se detenga y pueda cumplir con sus compromisos inmediatos

Los primeros días vamos a hacer lo urgente; el primer año haremos lo necesario y, a partir de entonces,  haremos de Sonora un Estado de Vanguardia.

No vamos a renunciar al futuro y a dejar de actuar con altura de miras condicionados por la herencia que nos dejaron. Así, así no somos los sonorenses.

Si algo nos distingue es el carácter y la determinación con las que hemos superado todos y cada uno de los retos que juntos y unidos hemos enfrentado.

Una y otra vez hemos comprobado que unidos logramos más, y ahora, más que nunca, requerimos echar mano de esta unidad que siempre nos ha impulsado hacía adelante.

Recuperar la grandeza que tanto anhelamos, empieza por entender que el mundo sigue su marcha, que no espera a Sonora y que nosotros tenemos que ir por el lugar que nos tiene reservada la globalidad.

Lo he dicho muchas veces: el destino está a la vuelta de la esquina, pero no hace visitas a domicilio.

Nuestro destino es el de un Estado que está llamado a innovar y a hacer realidad todos y cada uno de los proyectos que seamos capaces de imaginar.

Yo imagino a un Sonora que recupera sus liderazgos en productividad, pero que también, transforma su productividad para generar riqueza y bienestar.

Nuestro destino es el de un Estado altamente competitivo, que enfrenta con éxito los desafíos estratégicos y tecnológicos.

Yo imagino a un Sonora de hombres y mujeres preparados y capacitados para triunfar en cualquier parte del mundo, no solo por su mano de obra capacitada, sino además, por el conocimiento que se genera en el Estado.

Nuestro destino es el de un Estado cuyo gobierno le apuesta al desarrollo de polos científico-tecnológicos, distribuidos regionalmente y de acuerdo a la vocación productiva de cada territorio.

Yo imagino a un Sonora donde desde lo local se puede actuar con visión global y emprender los nuevos negocios que habrán de demandar los mercados del futuro.

Nuestro destino es el de un Sonora con los ojos bien puestos en el mundo y un mundo que no se quiere perder lo que está pasando en Sonora.

Y estoy segura que ustedes, al igual que yo, quieren que en los años por venir, Sonora sea un referente de economía emprendedora.

No hay otra forma de levantar al Estado, que no sea a través del desarrollo económico.

Ahí, en el desarrollo económico, es donde encuentra su verdadero fundamento el Otro Sonora Ya; del Sonora que necesitamos reencauzar con proyectos sustentados y sustentables.

En mi tendrán a una Gobernadora que estará apoyando a los industriales, a los turisteros, a los agricultores, a los ganaderos, a los ejidatarios,  a los mineros, a los innovadores, a los emprendedores y a todos y cada uno de los sectores productivos de Sonora.

Detrás de cada proyecto, detrás de cada nueva inversión, detrás de cada oportunidad de generar un nuevo empleo; ahí estará su Gobernadora dando la cara por los sonorenses.

Así es como vamos a salir de esta crisis: con desarrollo económico.

Vamos a salir de ella  con imaginación, con audacia,  con inteligencia, con atrevimiento, con creatividad y con dinamismo.

Ese es el destino que tenemos a la vuelta de la esquina; un destino que unidos debemos y podemos hacer realidad.

Lo sabemos…..Unidos logramos más.

Los tiempos que hoy en día nos exige sortear la globalización no son nada fáciles. No lo son para México y tampoco para Sonora.

Son tiempos que demandan recorte en los presupuestos y el redimensionamiento de las estructuras gubernamentales.

Y qué mejor momento para poner en orden a Sonora y sumarnos a la propuesta de nuestro Presidente Enrique Peña Nieto de ajuste al presupuesto y hacer más eficiente el gasto gubernamental, para que no sean los sonorenses quienes tengan que ajustar su presupuesto.

Señora Secretaria Rosario Robles Berlanga: sea Usted bienvenida a Sonora. No sabe qué gusto me da que esté hoy aquí representando al Presidente.

Entre nosotras nos entendemos.

Sabemos que las mujeres, sin duda, seguimos haciendo la diferencia. Sea una vez más, bienvenida a Sonora, aquí se le quiere.

Sea tan amable de transmitir el mensaje de los sonorenses a nuestro Presidente.. Aquí en Sonora, lo necesitamos, hoy más que nunca lo necesitamos cerca de nosotros; dígale que lo apreciamos y que siempre aquí será siempre bienvenido. Ojalá pronto lo podamos tener por este estado.

Ahora que inicia esta nueva administración, en poco tiempo verán en ella a un gobierno austero, ordenado y administrado con una mano firme.

Vamos a revisar minuciosamente a todas y cada una de las dependencias de gobierno;  identificaremos las duplicidades de funciones y plazas para eliminarlas y eficientar el funcionamiento de la administración.

Quien trabaje en este gobierno, será porque tiene una tarea específica que cumplir para servir a las y los sonorenses.

Vamos a reducir el gasto corriente y ello se verá plenamente reflejado en el presupuesto 2016 que próximamente habremos de presentar al Congreso del Estado.

También, como lo prometimos,  vamos a acelerarla implementación del nuevo sistema de justicia penal.

Es vergonzoso que Sonora este a en el último lugar en todo el país, en un esfuerzo que tanto beneficio va a dar para los ciudadanos, como lo es tener un sistema de justica más transparente y expedito.

Reitero mi compromiso de poner a Sonora al día, para que en junio del año que entra, arranque sin contratiempos en el Estado el nuevo sistema de justicia penal.

Y aprovecho la oportunidad para dar la bienvenida quién hace unos pocos días asumió la Presidencia del Supremo Tribunal de Justicia.

Bienvenido Magistrado Francisco Gutiérrez Rodríguez.

Sin duda en nosotros; en usted, en mí, recaerá una gran responsabilidad que sabremos cumplir a los sonorenses.

No tengo la menor duda de que juntos, y con pleno respeto al poder que usted representa, estaremos a la altura de este reto, soportados por la capacidad y el gran profesionalismo que le distinguen y con los cuales usted siempre se ha conducido.

Una vez más…..bienvenido.

Ahora me atrevo a tocar el problema del transporte, porque sé que es fundamental y necesario hacerlo. Es un tema sensible y que preocupa a la gran mayoría de los sonorenses.

El transporte tiene una problemática muy grande y me comprometo a darle una solución definitiva.

Pero seré clara y precisa. Antes de hacerlo, me comprometo a hacer un diagnóstico, mismo que haré del pleno conocimiento de los sonorenses en todo el Estado.

El tema merece ser abordado con total y absoluta transparencia. Y así lo haremos; no tenemos nada que ocultar.

A estas acciones que habremos de implementar, se irán sumando otras más, que iremos anunciando en los próximos días para atender los enormes rezagos que padecemos.

De esta manera, con paso firme, iremos recuperando el tiempo perdido y la certidumbre en un futuro que poco a poco iremos viendo con mayor claridad.

El reto que tenemos es grande, pero no es más grande, ni más fuerte que la voluntad y la resolución con la que vamos a trabajar para recuperar la grandeza del Estado.

Ténganme fe. Les aseguro que la unidad es la mejor inversión que podemos hacer los sonorenses.

 Con la unidad nos va a alcanzar. Con la unidad y el compromiso de todos, vamos a lograr más.

Señoras y señores:

Soy la primera en lamentar todo por lo que han tenido que pasar  las y los sonorenses; y que lamentablemente siguen pasando.

Me duele ver los niveles de pobreza que nunca antes se habían visto en ciertos rincones del Estado.

Me duele ver la falta de respeto y la inmerecida desatención hacia las etnias sonorenses.

Me duele, como madre, me ofende la injusticia por la que han hecho pasar a los más vulnerables de todos nosotros: a los niños.

Lo que hoy está sucediendo con ellos, tendrá una solución apegada a la justicia, al derecho, pero sobretodo salvaguardando lo más preciado de estos niños, su integridad, pensando siempre en su futuro.

No tengan la menor duda de que se va a actuar para detener a los culpables de ese crimen sin nombre; con la mano firme de la justicia y la caricia suave a la inocencia de los niños.

Estoy en contacto y hemos buscado ya, a los organismos internacionales que habrán de asesorarnos en la materia, para proceder con todo cuidado y velando siempre por sus mejores intereses.

Me indignan las injusticas que se han cometido con gente buena, con gente decente, gente cuyo pecado fue defender su verdad…

Pero yo sé que todo lo malo que los sonorenses han tenido que aguantar, tiene remedio con todo lo bueno que la gran mayoría llevamos por dentro.

Porque lo  sucedido en un sexenio, no define quienes somos, ni quienes hemos sido los sonorenses.

La grandeza que nos distingue, la construimos a base del esfuerzo incluyente  y generoso de varias generaciones.

Los tiempos serán otros, los retos serán distintos, los cambios serán constantes, pero los valores sobre los que se fundamenta nuestra grandeza son los mismos.

Sabemos que no hay atajos; que se requiere voluntad, paciencia y determinación para que la grandeza que hoy añoramos vuelva a entrar por la puerta de cada hogar sonorense.

Unidos podremos recuperar el Sonora que nuestros padres y nuestros abuelos construyeron para nosotros.

Los valores con los que se condujeron siguen vigentes. Los valores que nos inculcaron, siguen vigentes.

Esos, son los mismos valores con los que nos debemos conducir, para predicar con el ejemplo y enseñarle a nuestros hijos que las páginas del éxito no se escriben a base de engaños y trampas.

Las páginas del éxito se escriben con la tinta indeleble del trabajo honesto, responsable y perseverante de los hombres y las mujeres de bien.

Como su Gobernadora, seguiré sirviendo a Sonora, como siempre lo he hecho: sin motivaciones y sin intereses vergonzantes.

Porque soy una sonorense, orgullosa de haber nacido en estas tierras y una mujer convencida y comprometida con las mejores causas ciudadanas.

Porque soy una mujer sonorense dispuesta a seguir dando mis mejores batallas por Sonora.

Porque soy una mujer orgullosa de mi sangre, de la sangre de mis antepasados y de la sangre de nuestros pueblos que nos ha dejado un legado de lucha y dignidad.

Gobernaré los próximos seis años, honrando lo que hemos sido, defendiendo lo que somos y trabajado sin descanso por lo que queremos ser.

Mi amor y compromiso por sonora me llenan de una determinación inquebrantable, por lo que hoy, ahora les digo:

Sé que para mí ya no habrá sol; ya no habrá muerte; ya no habrá dolor; ya no habrá calor.

Ni sed, ni hambre, ni lluvia. Ni aire, ni enfermedades.

Todo habrá concluido para mí, excepto una cosa: el cumplimiento del deber en el puesto que me ha sido asignado.

Aquí estaré los seis años en defensa de mi Estado, de mi gente; en defensa de sus creencias y de sus costumbres.

Juro que así habré de cumplir con este mandato.

¡Que viva Sonora!

Muchas gracias.