Hora de definiciones, hora de votar

Por Lourdes Encinas Moreno

@lojesa

Estamos a unos cuantos días de la elección y es momento de las definiciones. La más importante es la que tome usted, como ciudadano.

Un aspecto que ha estado muy acentuado en esta campaña es el desencanto ciudadano hacia todos los partidos políticos, incluso los nuevos. Desencanto que provoca expresiones a favor del voto nulo o el abstencionismo, porque hay quienes consideran que votar es validar un sistema en el que ya no creen y que tiene muchos vicios, sin duda.

Soy respetuosa de esas posturas, las entiendo y las llegué a considerar, pero al final yo soy partidaria de votar porque sí veo en ese acto la oportunidad de cambiar el estado de las cosas.

No me refiero a una revolución política ni a una transformación radical del sistema, me centro en algo más inmediato, y elemental si quieren: Ante la complicada situación que atraviesa Sonora producto de un mal gobierno, lo peor que podemos hacer los ciudadanos es asumir una actitud pasiva.

Este 7 de junio es el día para traducir en una acción todas esas inconformidades que se expresan en las encuestas y de boca en boca. Acudir a votar y hacer que ese voto cuente para una u otra opción, es un una acción personal mínima, pero que en conjunto tiene mucho valor.

Puede que no sea el mecanismo ideal ni suficiente para una reforma a largo plazo, pero en este momento es la herramienta que tenemos los ciudadanos y si no aprovechamos ni esto ¿cómo esperamos transformar todo un sistema, cosa que sí requiere una participación mucho más activa y organizada?

Hay otra razón simple y llana: La legislación electoral establece que a la hora de hacer el recuento para determinar los porcentajes obtenidos por cada partido político, y con ello sus prebendas, los votos nulos se excluyen y se toman en  únicamente los votos válidos.

En otras palabras, al anular el voto, indirectamente se favorece a los partidos ya establecidos.  Considérelo antes de escoger esa opción.

Yo, desde mi perspectiva, considero que Sonora bien nos merece el mínimo esfuerzo de acudir a votar este 7 de junio y hacer que ese voto cuente.

Cierro este comentario con una frase de una editorial del diario El País, a propósito de la  jornada electoral en España, que dice: El mejor antídoto contra los viejos vicios se encuentra en las urnas.