Reflexión sobre participación en la convocatoria del INE

Por María Elena Carrera Lugo

MariaElenaCarreraPara el fortalecimiento de la democracia en nuestro país fue un acierto, desde mi punto de vista, generar los acuerdos para buscar una nueva figura que sustituyera a lo que fue el Instituto Federal Electoral (IFE) mismo que, a todas luces se percibía en los últimos tiempos como una estructura que debía acelerar su paso para ofrecer respuestas a los y las ciudadanas, que con tanto esfuerzo logramos construir junto a los partidos, la institución que diera certeza sobre la legitimidad y autonomía de los procesos electorales federales y locales.

Así mismo fue también decisión sustantiva para el naciente Instituto Nacional Electoral (INE) crear un nuevo andamiaje para la integración de los Organismos Públicos Locales (OPL)con el propósito, de dar vida a una nueva historia de lo que habían sido los Consejos Estatales Electorales de quienes se opinaba de manera pública, estaban conformados por personas afines a tales o cuales partidos políticos sobre todo en sus Consejos Generales.

Por ello decidí participar en la Convocatoria, para la selección y designación de Consejeras y Consejeros Electorales de los Organismos Públicos Locales de las entidades federativas que tendrán elección en 2015. Definitivamente creo que los lineamientos diseñados para dicha selección, fueron un importante punto de partida para dar transparencia en la elección de los mejores perfiles.

Diseñado para cubrir seis etapas: 1. Criterios de elegibilidad 2. Examen de conocimientos 3. Ensayo presencial 4. Valoración curricular 5. Entrevista y 6. Propuesta de Candidatos y Candidatas para integrar los OLP daban un piso firme para elegir a las y los mejores hombres y mujeres que van a hacer frente a los primeros procesos electorales locales.

Otro criterio en la selección a destacar, y muy valioso por lo que ello implica, es la perspectiva de género en la integración de los OPL; quizá para muchas hombres e incluso mujeres que participaron pase desapercibido este gran logro de organizaciones de la sociedad civil, pues la democracia requiere la visión de las mujeres y los hombres para traducirla en los hechos. Me explico, no es lo mismo aún en el México actual, y desde la cotidianeidad cómo percibimos las mujeres la seguridad, la educación, los derechos humanos, la transparencia, etc. La paridad en la integración de toda institución, sobre todo a nivel de dirección da una mayor riqueza no sólo al discurso sino cómo se  traduce en decisiones con mayor equilibrio.

Pero aquí me detengo no se trata sólo que lleguen mujeres por ser mujeres, que de eso ya tenemos antecedentes y con malos resultados porque el comportamiento de las mujeres tiende a imitar la conducta masculina del poder en esos niveles; sino de mujeres conscientes de que su trabajo tiene que ser consistente reconociendo la importancia del aporte desde esas diversas miradas, en este caso para la re significación de la democracia.

No critico que en la selección de las personas idóneas para la integración de los OPL, se haya buscado a personas expertas en organizar procesos electorales sin embargo el reto del naciente INE no sólo es técnico sino, también, político; es decir elegir a hombres y mujeres con suficiente autonomía para que cuando haya decisiones que no sean técnicas, que se resuelven mal que bien aplicando las diferentes Leyes en la materia, también tengan una postura reflexiva, argumentada del porqué de tal cual actuación de la institución que representan. Personas con fortaleza propia, preparada también para la negociación política.

Desde mi perspectiva, y así lo hice saber en mi entrevista el gran reto del INE sigue siendo la credibilidad y para ello se requiere a personas que promuevan con toda pasión la construcción de ciudadanía. Que el INE se convierta, de verdad, en ese líder que promueva la participación ciudadana de manera informada. Que no basta con que el día de las elecciones depositen su voto, sino que mujeres y hombres sobre todo de las juventudes, que representan más del 30% de la población a nivel nacional y estatal, entiendan que con ir a las urnas empieza, y no termina, su derecho a calificar día con día a los candidatos y candidatas que apoyaron, y que luego serán sus gobernantes y representantes ante el poder legislativo federal o local.

De igual manera que la ciudadanía esté atent@ de manera cotidiana, si los OPL cumplen con todas sus tareas, como es la promoción de nuevas plataformas para la educación cívica, una nueva cultura democrática y cómo suman a las juventudes a partir de sus propias OSC. Los jóvenes llamados millenials son aquellos que se preocupan por aportar a este mundo en que viven, pero bajo nuevos paradigmas, cuáles son éstos….eso es lo que se tiene que construir, es la parte que falta y no sólo preparar un proceso electoral.

Felicito este logro del INE, al parecer, incluyendo las negociaciones; impecable. Y yo me congratulo de haber participado como ciudadana integrante de Mujeres y Punto A.C. y Mujer y Poder A.C. hasta el final, es decir: la entrevista!