El fin del poder tradicional

El poder se ha hecho más fácil de obtener, más difícil de usar y más fácil de perder”

– Moisés Naím.

 Por Lourdes Encinas Moreno

@lojesa

En su libro El Fin del Poder, el politólogo venezolano Moisés Naím, hace un análisis de su evolución, de cómo se ha hecho más fácil de obtener, más difícil de usar y cómo se ha incrementado la habilidad de las partes más débiles para infligir daño.

No quiere decir que ya no haya grandes poderosos en el mundo, sino que ya no ejercen el poder (ni político ni económico ni religioso) con el absolutismo de antes, porque se han sumado muchos pequeños y medianos jugadores que se lo disputan.

 Su análisis es muy amplio, pero lo concentra en lo que llama tres revoluciones:

  1. La revolución del más. Ahora hay más de todo en el mundo: más población, mayor acceso a la educación y expectativa de vida, más gobiernos democráticos, más organizaciones no gubernamentales, más empresas, más religiones, más terroristas… El “más” disminuye las barreras y los métodos de control.
  2. La revolución de la movilidad. La gente se mueve más, la ONU calcula 214 millones de migrantes en el mundo, y eso la hace más difícil de controlar.
  3. La revolución de la mentalidad. Es el efecto de las dos anteriores: Al haber más de todo y mayor movilidad de la población, cambia su mentalidad, sus valores, sus expectativas, sus aspiraciones y sus exigencias.

Me detengo en el cambio de mentalidad de los jugadores “menores” que es lo que está cambiando las reglas del poder y erosionando a las participantes más tradicionales, como las instituciones políticas y religiosas, que deben empezar a reestructurar y adaptar sus métodos o quedarán rebasadas por los emergentes.

La tecnología es herramienta no el fin

Algo en lo que estoy en total acuerdo es en que las nuevas tecnologías, el Internet concretamente, si bien ayuda a empoderar al ciudadano y a organizaciones sociales, también lo hace con grupos subversivos y delincuenciales, a la par que sirve para la vigilancia y represión gubernamental y el control corporativo.

Hasta ahora, las herramientas tecnológicas son eso, herramientas que necesitan la acción humana en el mundo físico para provocar un cambio. No ha llegado el momento en que la sola acción en línea sirva para cambiar estructuras.

Naím cita al autor Evgeny Morozov, quien acuñó el termino Slacktivism –lo que en español vendría siendo activista de sillón– que define como el activismo ideal para la generación perezosa: para qué molestarte en salir a protestar a la calle y arriesgarte a un arresto o a alguna agresión, cuando puedes apoyar una causa enviando un tuit o haciendo una donación en línea.

No se trata de minimizar el valor de las herramientas digitales y las redes sociales, pero tampoco sobrevalorarlas…. La Revolución todavía no será tuiteada.

El poder inteligente

Hablando de poder, les dejo esta interesantísima TedTalk del historiador Joseph Nye, quien hace un recuento de la evolución del mismo y explica su concepto de Poder Inteligente. Aquí puede leer la transcripción en español.

 

Foro de periodistas

Aprovecho para recordar que el próximo sábado se realizará el primer Foro de Consulta para Periodistas en Hermosillo, a fin de analizar la propuesta del Congreso del Estado para la creación de una comisión de protección, pero también para presentar nuestras propias propuestas y darles seguimiento.

Está confirmada la presencia de Ricardo Acedo Samaniego, dirigente nacional del Stirt, y el decano Carlos Moncada, quien presentará el diagnóstico del periodismo en Sonora en la última década.

Quienes quieran participar con propeustas o testimonios, favor de enviarlos al correo foroperiodistasonora@gmail.com, antes del viernes.

Gracias y hasta la próxima.