No dejamos de poner peros

Hace días he tenido la inquietud de volver a escribir en el género de columna, aunque más bien es volver al origen bloguero. Así, que va de nuevo.

Por Lourdes Encinas

@lojesa

Cuando se anunció la muerte de Osama Bin Laden los estadounidenses festejaron y reconocieron a sus autoridades, lo mismo cuando se capturó a los autores del atentado del maratón de Boston, la gente salió a la calle y aplaudió a los agentes policíacos a su paso.

En México, se captura al delincuente más buscado del mundo y no dejamos de poner peros y, en esa tendencia nacional a las teorías de la conspiración, no faltan los que “aseguren” que no es él.

Los que más me sorprenden es los que se quejan de la detención y hasta consideran que mejor lo hubieran dejado seguir haciendo lo suyo porque no era “tan violento” como otros capos. ¿En serio hubieran preferido que nunca se le detuviera y siguiera burlándose de todos en total impunidad, que no tuviera que rendir cuentas por todo el daño que ha causado? Yo no.

Es cierto que la nueva detención de Joaquín Guzmán Loera no desaparece el narcotráfico, como tampoco desapareció  el terrorismo tras la caída de Bin Laden, pero no se puede negar que éste ha sido un gran golpe de las autoridades mexicanas, apoyadas por servicios de inteligencia de la DEA.  

No sólo era la detención más esperada de México, sino que fue producto de un operativo de precisión quirúrgica en el que todo y todos funcionaron para que fuera exitoso, sin bajas colaterales y sin dañar a civiles.

Sin circos mediáticos que afecten el debido proceso y terminen beneficiándolo. Discretamente se mostró como se debía: sometido por elementos de la Marina, en camino de vuelta a la cárcel, derrotado.

No digo que aquí estallemos en júbilo ni pongamos al presidente Peña Nieto en un pedestal, pero hay acciones que por exitosas merecen reconocimiento y eso no quita que sigan las exigencias por una estrategia integral que no se nos ha presentado y el resto de la larga lista de pendientes que hay en el país. 

Si lo reconoció el ex presidente Felipe Calderón y mire que no hay nadie a quien le pueda más no haber logrado ese acierto, bueno, quizás a Andrés Manuel López Obrador que no tolera ningún éxito que no sea suyo.

Ya hay muchos expertos analizando cómo puede impactar en el escenario del tráfico de drogas la detención de Guzmán Loera, cosa que sólo al tiempo veremos, incluso el operativo continúa respecto a sus socios del cártel.

Por su seguridad, no conoceremos la identidad del equipo de marinos que ejecutaron el operativo, pero merecen especial reconocimiento, nada más imagine la preparación y el valor que se necesita para detener al narcotraficante más poderoso del mundo… hasta el sábado.

Para la historia…

Protestas simbólicas

Este domingo hubo dos manifestaciones en Hermosillo, simbólicas más que numerosas.

Desde este rincón del desierto, un grupo de venezolanos radicados en la ciudad  manifestaron la solidaridad a su pueblo y se unieron a las voces que piden al gobierno de Nicolás Maduro que pare la represión.

Foto de @germi29

Foto de @germi29

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la Plaza Zaragoza,periodistas sonorenses se sumaron a las protestas nacionales por la seguridad del gremio.

Foto de @DoloresAragonRL

Foto de @DoloresAragonRL