“El IMSS nos engañó a todos”

DelialibrePor Lourdes Encinas Moreno

@lojesa

Quedar exonerada y cobrarle al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) sus demandas en relación al caso de la Guardería ABC, es lo que espera Delia Irene Botello Amante del futuro que de nuevo se abre ante ella, luego de que en la primera hora de este 2014 recuperara su libertad.

La ex coordinadora zonal del IMSS estuvo presa durante dos años y medio, acusada de homicidio y lesiones culposas en relación al incendio del 5 de junio de 2009, que de una bodega de la Secretaría de Hacienda de Sonora se propagó a la guardería, provocando la muerte de 49 niños y lesiones a más de 70,

A las 01:30 horas del primero de enero, fue puesta en libertad luego de que el Juez Primero de Distrito de Hermosillo, Raúl Martínez Martínez, resolviera a su favor un incidente de desvanecimiento de datos que le quita los cargos de homicidio y lesiones, pero continúa sujeta a proceso por el de ejercicio indebido del servicio público, que no es grave y por el cual garantizó una fianza de 15 mil pesos.

Esta es la segunda vez que otorga una entrevista al Semanario Primera Plana, la primera el 28 de mayo de 2013 ahí mismo en la cárcel donde llevaba dos años recluida, entonces se le notaba abatida, enojada, abandonada por sus entonces abogados y, en sus palabras, le quedaban dos opciones: “Espero un milagro y que me toque o ser yo la que pague el ‘pato`.

A siete días de haber dejado el Centro de Readaptación Social Femenil de Hermosillo, no duda al contestar que lo que recibió fue: “eso, el milagro”.

Delia Irene llega al lugar de la entrevista acompañada de su hijo menor, no se atreve aún a salir sola, la incertidumbre y la ansiedad son muy notorias en ella, incluso hablar le resulta difícil y contener las lágrimas, imposible.

Víctima no, engañada sí

A Delia le correspondió hacer la última inspección a la Guardería ABC que resultó aprobatoria, en base a lo que requerían las Guías Técnicas de Supervisión del Seguro Social, pero lo que más le costó fue haber hecho una felicitación por el ambiente de trabajo y el trato a los niños, que no sobre el inmueble.

Además del proceso penal, fue demandada por el Seguro Social y la Secretaría de la Función Pública la sancionó con inhabilitación por 18 años y una multa de 3 millones 290 mil pesos.

Por haber confiado en el IMSS, se siente engañada, pero le dice a los padres de las víctimas, quienes han cuestionado su liberación, que no se compara con ellos.

Yo siempre les he dicho que nunca me he considerado víctima, que sí me he considerado una persona, al igual que ellos, engañada por el Instituto (IMSS), por haber confiado que esas Guías y esos instructivos abarcaban lo mejor con lo referente a un área de seguridad e higiene (…). Pero víctima no, engañada sí”, aclara.

A los ex directivos del IMSS, sólo tiene una cosa que decirles: “Del Seguro Social que fueron cobardes para con nosotras, que no nos representaron jurídicamente, sino que nos tomaron con quien se podían lavar las manos ellos de sus errores”.

Quiero quedar exonerada

De su tiempo en reclusión, agradece a Ricardo Ornelas, director del Sistema Estatal Penitenciario, haber recibido un trato imparcial y que le haya permitido dar entrevistas, y a quienes las hicimos, pues considera que eso la ayudó a exponer su versión de los hechos y defenderse públicamente.

Cuando salgo (sentí) mucha felicidad porque quienes me reciben son mis hijos”, dice Delia en el único momento en que su expresión se suaviza, pues fue por ellos y por su apoyo que logró resistir el encierro.

Su hijo menor logró ingresar a la Universidad de Sonora a la carrera de Derecho, con él vive en una pequeña casa que comparte con otros tres compañeros, su único sustento económico sigue siendo su hijo mayor, por eso no duda en contrademandar al IMSS para buscar su reinstalación y el pagó de salarios caídos.

Sí quiero quedar exonerada completamente, sí quiero que se me reinstale, no sabría decirte si me quedaría a laborar, sí quiero cobrarle al Instituto (IMSS) sus demandas”.

Al salir Delia ya no queda nadie en la cárcel por el caso ABC, pero no es la primera vez, lo mismo ocurrió en la víspera de la Navidad de 2009, cuando salieron bajo fianza el ex director de Protección Civil Municipal, Roberto Copado Gutiérrez, y la también ex coordinadora zonal, Irma Díaz Gómez, y no volvió a estar nadie preso hasta febrero de 2011 cuando las ex trabajadoras del IMSS fueron rehaprendidas.

Debe quedar exonerada: abogado

Al conocer la situación de Delia Irene, a través de medios de comunicación, el abogado Héctor Contreras Pérez se hizo cargo de su defensa, sin cobrar sus honorarios, y espera que al final sea exonerada también por el delito de ejercicio indebido del servicio público.

Explica que el incidente de desvanecimiento de datos deriva del amparo que promovió la otra ex coordinadora del IMSS, Yadira Barreras, en contra del auto de formal prisión y que fue resuelto a su favor por un Tribunal Colegiado, al igual que dos Unitarios, uno actuando como tribunal de amparo, y que también la exoneró de los cargos de homicidio y lesiones culposas.

El fundamento del amparo, añade, es que el Juez de Distrito había decretado la formal prisión considerando que ellas habían dejado de observar la Ley de Protección Civil, federal y estatal, en relación a las instalaciones de la guardería y que ello había derivado en la muerte y lesiones de los niños.

El Tribunal Unitario, como tribunal de amparo, consideró que la Ley de Protección Civil no era una norma que debiera ser observada, y por ende aplicada, por las supervisoras del Seguro Social, sino que más bien esas normas tenían que ser observadas y aplicadas, precisamente por la Dirección de Protección Civil, por el Delegado del Instituto (Mexicano) del Seguro Social y, así mismo, por los dueños de la guardería que realizaban funciones operativas o de manejo de la guardería”, precisa.

La apelación de los padres

ManosUnidasEl pasado 3 de enero, el abogado del grupo de deudos Manos Unidas por Nuestros Niños, Gabriel Alvarado Serrano, informó que interpuesieron un recurso de apelación para que sea una instancia superior la que se pronuncie sobre el incidente de desvanecimiento de datos que, en su opinión, el Juez debió resolver hasta dictar sentencia.

Al respecto, Contreras Pérez dijo que, independientemente del momento procesal, confía en que la resolución del juzgador se va a sostener, pues tanto el Tribunal Unitario como el Colegiado ya se pronunciaron al otorgarle el amparo a Yadira, bajo la misma argumentación, lo que también va a favorecer a Irma.

Se tiene que sostener porque ya fue sostenido en un amparo y el amparo ya es una ejecutoria que vincula, que obliga al Juez de Distrito su aplicación, su observancia”, señala.

Aunque los deudos de las víctimas no puedan verlo de esa manera, y sin cuestionarlos, el abogado considera que la liberación de Delia Irene es un acto de justicia ya que no se le pudo determinar responsabilidad sobre las conductas imputadas, por las cuales deben ser juzgados los verdaderos responsables.

No como lo hicieron (las autoridades), donde por fines eminentemente mediáticos de hacer saber a la opinión pública que se estaba haciendo algo, agarraron corte parejo y empezaron a procesar a todos los que creyeron que eran, sin realmente existir pruebas que, más allá de toda duda razonable, nos hicieron suponer que, efectivamente, por una omisión, por una conducta negligente, por una conducta de falta de previsión, de cuidado, fueron coadyuvantes en el desenlace fatal de la Guardería ABC”, sostiene.

Publicación original: Semanario Primera Plana