Bezos y el Post: ¿a comprar el periódico en 1-click?

portadaventaWSP

Por Lourdes Encinas

@lojesa

El Washington Post es uno de los pilares del periodismo en Estados Unidos y más allá; es el periódico que logró la renuncia de Richard Nixon al publicar la investigación sobre el Watergate. De ese tamaño es el medio y de ese tamaño su prestigio y su tradición.

Aunque no ha estado exento de la crisis económica que afecta a los medios de comunicación en el mundo, su venta resulta sorpresiva y más todavía el comprador, por eso la noticia explotó en Twitter y no ha dejado de ser tema desde el lunes.

No es para menos, es el primer gran medio tradicional que es vendido a uno de los gigantes de Internet, como es Jeff Bezos, fundador de Amazon. Si ha habido un momento en el que las predicciones parecen estarse cumpliendo, es éste.

¿Por qué, en pleno 2013, a alguien le interesa por comprar un periódico impreso y uno que lleva siete años de pérdidas económicas?, es la pregunta que recorre las redacciones de todo el mundo desde el lunes.

He leído muchos análisis y teorías sobre cuál sería el plan de Bezos y qué va a hacer con el Post, una hasta sugiere que sólo es una distractor para ocultar verdaderos intereses en otros negocios.

Hay dos cosas en la que los análisis y opiniones coinciden: la gran capacidad de innovación de Bezos y su tendencia a los negocios de ganancias a largo plazo (sí, es un hombre que puede darse el lujo de esperar el retorno de la inversión de 250 millones de dólares).

Qué podemos esperar de un hombre que revolucionó la compra y venta de mercancías, el mundo de los libros, que nos trajo el Kindle, que invierte en viajes aeroespaciales, en Twitter, que rescata del fondo del mar los motores del Apolo XI y quién ha estado diciendo que los periódicos terminarán leyéndose en tabletas.

No hay qué perder de vista que a través de nuestras compras en Amazon le proveemos tal cantidad de datos sobre tendencias de consumo que, combinado con su expertise tecnológica y comercial, puede crear una nueva forma de distribución de noticias que sí resulte redituable.

En su carta a los empleados del Washington Post, dijo que el diario no dejará de imprimirse y mantendrá sus valores, pero que necesitarán inventar y eso significa que necesitarán experimentar… este es el pensamiento que hace muchísima falta en los dueños y directivos de los medios.

Es muy pronto para saber qué realmente hará Bezos con el Post, pero es emocionante pensar lo que puede surgir de su inventiva y la tradición del diario, es el tipo de sucesos que pueden cambiar estructuras.

Precisamente, Bob Woodward y Carl Bernstein, los más famosos reporteros del diario, los que destaparon el Watergate, coinciden en que si alguien puede mantenerlo a flote y abrir una nueva era es Bezos.

Bueno, por lo pronto, poseer uno de los medios más importantes de Estados Unidos también le pone en otro nivel respecto al círculo rojo de ese país, ya no es “sólo” un rico del Internet.

Publicación original en: sieteenpunto.com