Lecciones de la cobertura el atentado en Boston

Por Lourdes Encinas Moreno
@lojesa
Para este momento ya se ha escrito bastante sobre los errores en la cobertura periodística del atentado terrorista en el maratón de Boston y los acontecimientos posteriores, pero hoy voy a enfocar a los aspectos rescatables.
De esta cobertura, considerada la primera de un atentado en la era de las redes sociales y el tiempo real, rescato éstas que me parecen buenas prácticas que podemos adaptar al trabajo informativo.
1. El debut de Vine.  La aplicación para compartir videos en Twitter tuvo su estreno en una suceso noticioso de alto impacto. Desde el clip de la primera explosión que fue grabado de una televisora y se viralizó de inmediato, hasta los testimonios y registros de cómo se encontraba el área y que fueron compartiendo asistentes del maratón. Aquí una recopilación.
Se demostró así que 6 segundos de imágenes pueden ser suficientes y es una herramienta que no se debe menospreciar en las coberturas.
2. El uso del escáner de la policíaca. Para los que no estén familiarizados, el escáner es una especie de radio que usan los reporteros para monitorear la frecuencia en la que se comunican  los cuerpos policíacos y de emergencia, para enterarse de los eventos que se deben cubrir. En México también lo usan las funerarias para acaparar cadáveres, pero esa es otra historia.
la dificultad que representó la cobertura presencial de la persecución en Watertown de los sospechosos del atentado, y por el impacto de la misma, el escáner se convirtió en una fuente valiosa para ir reportando en tiempo real cómo se iban desarrollando los hechos.
En lo personal, empecé a seguir la nota desde que se reportó la balacera en el MIT, a través de las cuentas de Twitter de  @newsbreaker y @bostonglobe, que me parece hicieron el uso más responsable y preciso de la información. Seguir su timeline era como estar viendo la persecución en la televisión.
Estamos ante una alternativa para usar este dispositivo que no se había considerado  y, que usándolo de manera responsable, puede resultar de mucha utilidad, en especial para casos de difícil acceso para los medios.
Hay que notar que la frecuencia de la policía de Boston está disponible en internet y hasta en la aplicación TuneIn, por lo que también miles de personas estuvieron (estuvimos) escuchando de manera directa. De ahí surgió la confusión sobre la identidad de los sospechosos, que luego se magnificó en Reddit y fue retomada por algunos medios.
3.Twitter como fuente de información. Aunque no es su primera vez en este tipo de coberturas, en esta ocasión alcanzó un nuevo nivel. Otra vez, me enfoco en los aciertos:
-La integración con Vine para la viralización del video de la explosión y testimonios.
-Se hizo prácticamente una transcripción de las actualizaciones del escáner.
-La forma en las autoridades del MIT estuvieron informando sobre la situación, que me recordó a lo que hizo el ITESM San Luis Potosí  cuando tuvieron una balacera en las inmediaciones del campus.

 

-La cantidad de testimonios de testigos presenciales, y las imágenes que comparten, sirven tanto a periodistas para enriquecer sus coberturas, como a la gente para estarse informando y alertando. La velocidad con la que los usuarios comparten la información no la pueden igualar las autoridades ni medios, aunque hagan el esfuerzo.

 

Aquí es donde está el riesgo de caer en información errónea. Por eso es importante no creer todo lo que se vea, ser responsables con lo que se comparte y, para los medios de comunicación, no perder rigor por la locura de ser el primero en tuitear una noticia.
Una buena práctica para reporteros o curadores de contenido, es crear listas de cuentas que sepamos son confiables, y que de preferencia estén reporteando in situ. Yo seguí ésta https://twitter.com/dannysullivan/watertown
4. Georeferenciar la información. Una muy buena práctica de algunos medios y usuarios de redes sociales, fue ir ubicando en mapas los lugares en los que se iba desarrollando la acción, usando Google Maps o creando gráficos propios. Esta es una manera muy visual y rápida para el público de informarse y le añade valor a la cobertura. Aquí un ejemplo.
mapawatertown
5. Whatsapp. El periodista local Jesús Ibarra (a.k.a. @morpheus_mx1) logró comunicación vía esta aplicación con un hermosillense que radica en Boston, y estuvo con su familia en el maratón. Logró un testimonio de primera mano, muy oportuno y que fue retomado hasta en el noticiario estelar de Televisa, sin que le dieran crédito, por cierto.
Jesús entrevistó alguna vez a este joven sobre un restaurante de comida regional que tiene allá y desde entonces mantuvo el contacto, eso y el uso de la herramienta le permitió obtener una nota de oportunidad e impacto.
Whatsapp1
Publicado originalmente en: sienteenpunto.com